sábado, 30 de octubre de 2010

Las sesiones perdidas





Escuchar el vinilo de Partido es como retroceder en el tiempo, a cuando componía esas canciones con su amigo Carles Cagigal y me hace pensar en esos años aunque entonces no los conocí. No hay nadie en la comarca con la voz de Víctor, y pocos más allá. Esa voz que es el punto fuerte de este retomado proyecto musical, junto con el siempre efectista y creativo Edu Martínez a los teclados. Dos de los músicos más encantadores de la escena barcelonesa, podéis decir que el cariño me pierde. El jueves estuvieron en el Elèctric.

Carlitos se hizo mayor


Creo afirmar bien que es imposible no haberse encontrado nunca con Carlos Cros si se es habitual de cierto circuito de salas, bares y conciertos. Le hemos podido ver envejecer (y él a nosotros, sólo que claro, él no se ha fijado en todos), pero ha sabido hacerlo bien. De sus canciones en Selenitas a las que esta noche pasada tocaba en La 2 hay un mundo. De aquel pop inocente y recién veinteañero con tintes psicodélicos a la mezcla de estilos que ahora luce como crooner atípico. Su voz aguda ha pasado de aniñada a vivida y canalla. Y lo que apuntaba en su disco de debut, hace ya demasiado tiempo porque aquel ya llegó cuando lo habíamos visto tocar y tocar de telonero en infinidad de conciertos, se ha pulido hacia un segundo que apunta maneras. Carlos Cros pilla de aquí y de allá, de la chanson francesa, del estilo mariachi, una pizca de americana, de pop clásico también y hasta de cantautor sensible (en Qué estupidez me hace pensar en Elliot Smith). Habla de desamores, soledades, noches y nostalgias, de la mitad de una vida gastada como la de los que ya pisamos los 30.


Creo que cuando llegue ese segundo disco será ya el momento de tomarle en serio. Toda banda con trompeta debería de ser tomada en serio. Carlos Cros bien se lo merece, madurado su estilo, ensuciado su voz, compuesto sus mejores temas hasta la fecha.

viernes, 29 de octubre de 2010

Transparente


Como el vinilo de Me and The Bees especial para la ocasión, la de su presentación en el Heliogàbal. 100 copias y yo tengo una. Es precioso aunque delicado, habrá que guardarlo como un tesoro. Uno de los chicos de La Castanya lo ofrecía amablemente y a precio de oferta desde la mesa de entrada, ¡cómo decirle que no!

Me and the Bees decían estar un poco nerviosas con tanta gente, y es que éramos muchos, motivo por el cual durante todo el concierto del miércoles sólo pude ver a la mitad de la banda, a Esther y Eli. Presentaban Fuerza Bien en casa, con amigos, sello, que es un poco lo mismo. Y sonaron muy bien, y Esther cantó con su voz preciosa e hicieron algún chascarrillo. Dejaron Tibidabo para el final, tras lo cual todos empezamos a deshacer el perfecto puzzle del público con gran sonrisa.

Me and The Bees han creado ruido poco a poco, como un rumor que crece al que se suma gente para hacerlo megarumor. Yo los escucho con prudencia, los rumores, porque a veces se quedan sólo en eso. No es el caso. Es gracioso que entre lo más comentado en los medios sobre las Bees está la nota en su myspace de "abajo el virtuosismo". No sé cuánto tiempo llevan tocando (bueno, su bajista mucho, ya que fue uno de los Half Foot Outside), pero suenan muy bien, no cutre amateur como algunas otras bandas loadas sin que yo sepa aún el porqué. Así que lo de defender el no virtuosismo les sale genial, si con ello se entiende la naturalidad, la frescura y la cercanía pero no la falta de calidez y calidad. Transparentes como su vinilo.
Antes tocó su amigo Brian Hunt, solo con sus gafas y su guitarra (con un cambio de look fantástico). Confieso que su disco de debut en solitario me dejó algo indiferente, pero comprobé que gana en directo, donde sus canciones suenan más vivas y jugosas. Fue la noche de las voces preciosas con facilidad para la interpretación.
En otro orden de cosas, aquí tenéis el link para descargar el último programa, dad a ¡descargar!

martes, 26 de octubre de 2010

Nostálgicos entre los nostálgicos

Mi amigo Iván dice que soy como un Ferrari, que paso de cero a cien en un segundo en cuestiones de amor. Lo mismo se puede aplicar a mis filias musicales. La última demostración empírica: el disco de debut de Los Retrovisores, La nostalgia ya no es lo que era, editado por Flor Y Nata Records . En un mes me he hecho seguidora y defensora a ultranza, sin saber de su existencia 6 meses atrás.

fotos de Eva Lussina y Dolça Ribas

Los Retrovisores lo dejan claro desde su nombre, lo suyo es el pop ye-yé puesto al día. Ese es uno de los grandes puntos a favor suyo, la actualización de aquellas canciones sin que quede chirriante, vacío o ridículo, así como el no sonar exactamente como ninguno de aquellos grupos en concreto. Para entender las claves de ese sonido, fui a conocer a dos de los Retrovisores, a Victor Asensio, cantante y guitarra, y a Pere Duran, guitarra, los dos compositores del disco. De Los Retros podemos decir que son un gran grupo por lo menos en número de miembros, ocho. Me conformé con dos que me contaron qué idea tienen ellos de la nostalgia, de lo que es ser retro y seguidor de la estética, la música y el modo de vida de años atrás. De porqué la nostalgia ya no es lo que era.

(R)Era una manera de reivindicar lo que queremos ser. Nostálgicos entre los nostálgicos. La historia ha avanzado, se han transformado muchas cosas y olvidamos a menudo cosas importantes que se hace difícil recuperar. Y cuando las recuperas ves que en el fondo lo que se hace es sacar otro campo cultural al mercado de siempre, de vender el arte como mercancía. Se ha vendido una idea de esta nostalgia, de lo retro, del pasado primando el fin comercial, no el espíritu, la estética o la ética pura. Tomando la coña simbólica-lógica y el contenido de como han cambiado los tiempos y como se nos intenta presentar un refrito del pasado como algo idílico, nosotros queríamos impactar un poco.

En varias de sus canciones hacen referencia a la moda y a los modernos que las adoptan como algo pasajero. Véase las Rayban. ¿Qué les pasa a los Retros con los modernos? En realidad, no les pasa nada. Es sólo que ellos hablan de ser retro como ética de vivir. Victor aclara que Pijos del pop no es más que una canción de desamor airado.

(R)Es un tema de desamor rabioso más que un tema antimoderno. Si hay alguna pega es la superficialidad. No sólo reivindicamos los 60 como una moda sino como una ética de vivir. Ser moderno o retro puede ser tener una etiqueta más. La alienación clásica. Nosotros pensamos que hay algo más, una manera de estar en el mundo, el respeto y la afición por el arte.

Es un hecho que yo he tardado en conocer a Los Retrovisores. Hace años que están tocando y este disco es la culminación de toda esa evolución, que comenzó más cercana al reggae y al soul, hasta con otro nombre. ¿Qué les ha hecho afianzarse en el pop más ye-yé?

(R)Fue una evolución natural. Antes tocábamos más la temática jamaicana. Cuando pasas a escuchar más una música que te llena y vas a tocar o a componer, en lo que piensas es en intentar reproducirla. También es una cuestión más generacional. Han cambiado los gustos... el reggae te hace valorar el soul, después el funk, después el garaje, y nos encontramos con que han pasado 4 años y lo que nos flipaba al principio del grupo no es lo mismo. Al hacer temas propios no encontrábamos en el reggae un formato que pudiera expresar lo que queríamos hacer.

Todo ese tiempo que llevan creando y escuchando música juntos se nota. No suenan amateur ni una copia fría como si hubieran seguido un manual de instrucciones. No han tirado del recurso fácil de abrir camino con un disco de versiones. Aunque si tenéis curiosidad podéis ver en youtube un medley de hits de Los Salvajes by Los Retrovisores.

(R)El hecho de que el grupo comenzara con la idea jamaicana ya demuestra nuestro eclecticismo. Tampoco queríamos sonar como la discográfica tal, sino que dejábamos un poco de libertad, a ver qué pedia cada canción, si una influencia más power pop en una guitarra o unos vientos más soul. Dejábamos que la influencia y el bagaje que hemos adquirido escuchando música y pinchando (con el Sindicato Soulcialista) saliera. Vas aprendiendo nuevas maneras de enfoncar las canciones. Versiones, intentamos hacer en el directo, en parte porque la gente responde mejor. Son maneras de captar la atención cuando la gente no se sabe las canciones del disco. Si te valoras como artista siempre es más reconfortante hacer un tema propio.

Si una de las canciones se llama 2008: la crisis no es un error de fechas. Es que Los Retros se tomaron la grabación del disco con calma. Podemos decir que lo han grabado en casa y con toda esa confianza que da la familiaridad.

(R)El disco se hizo en el estudio del local, el Kinky Lab, y nos dio la facilidad de no tener presión económica, nos permetía relajarnos y afrontar el disco como una obra de arte que necesita su tiempo, no concidionada por el ámbito económico. Lo hemos podido hacer muy relajadamente, en un año y medio. El hecho de llevar tiempo tocando se nota. En los directos no sonamos como en el disco, pero hay gente que le gusta más, tiene otras connotaciones, el directo es un poco más garajero, el disco está más arreglado, pero vamos igual con 4 vientos, trabajamos las voces.

La nostalgia ya no es lo que era se ha editado en cd y en vinilo, formato donde podréis observar en todo su esplendor a los Retrovisores vestidos de algo parecido a la tuna. En realidad, esta no era su intención. La idea era más bien hacer un homenaje a uno de sus grupos favoritos, los Pop-Tops, pero el presupuesto no permitió conseguir unos trajes barrocos que igualaran a los que lucían en la portada de Oh Lord, Why Lord.

Ya he hablado de mi rapidez en pasar de la simpatía al entusiasmo. Pero es que con Los Retrovisores es fácil. Primero llama la atención el look, las canciones divertidas, los guiños a la actualidad cotidiana barcelonesa, el ritmo alegre. Más tarde uno se fija en las canciones bien construidas, los detalles, la personalidad propia que combina el yeyé con toques soul y reggae. Un disco nada monótono, con canciones que recuerdan a Los Ángeles como las preciosas Sin ti no sale el Soul o El Portal de Serrat; Dieciséis recoge la tradición de cantar a las chicas de esta edad, como hizo Bruno Lomas, o Los Dueños de Nuestro Tiempo la fuerza juvenil de los que en los sesenta creyeron cambiar las reglas, como Los Salvajes.

El amor total llegó con la afirmación de Pere de reivindicar los 60 como una ética de vivir. ¡Larga vida a los Retros!


Esta es la primera vez que transcribo una entrevista, para los que os da pereza bajaros el programa. ¡Pero siempre será más amplia, jugosa y divertida escuchada que leída! Mañana ocupará buena parte del programa.

Los Retrovisores os regalan una copia en cd de La nostalgia ya no es lo que era. Para conseguirla, dejad un comentario en esta entrada. Tenéis una semana para participar, y el jarrillo de lata dictará sentencia. ¡Suerte!

lunes, 25 de octubre de 2010

Músics amb nassos


Vermells. Músics amb Nassos es un proyecto de la ONG Pallapupas, Pallassos de Hospital. Una iniciativa con la que celebran sus 10 años de existencia a la vez que dan a conocer a más gente su trabajo: el de hacer más agradable el paso por el hospital a niños y personas mayores.



Para la ocasión han contado con 15 grupos catalanes, muchos de ellos entre nuestros favoritos, como Mishima, La Brigada, Gentle Music Men, Samitier, Sidonie, Carlos Cros. También están Delafé y Las Flores Azules, Maika Makovski, Sanjosex, Lluís Gavaldà, Beth, Gossos, Els Amics de Les Arts y Anna Roig i l'Ombre de Ton Chien. Y Love of Lesbian, que han sido los encargados de quitarle el papel de regalo al proyecto. Cada uno de ellos ha grabado un clip con una de sus canciones en acústico, y cada semana durante 15, tomando como inicio el pasado jueves 21 de octubre, podremos descubrir esos vídeos en el canal de Youtube de Pallapupas.

Finalmente, el 23 de diciembre, la ONG celebrará un concierto especial con los participantes en Apolo, de carácter benéfico, en el que todos los asistentes se llevarán su nariz roja de pallaso.

Hace unos meses entrevisté a Pallapupas en el Gavà Matí, cuando hacían uno de los actos de celebración de su aniversario en el Hospital de Sant Joan de Deu. Mañana, a las 10.10h, estarán de nuevo para hablarnos de esta iniciativa, que además de bonita y simpática es de nivel, ya que la selección se ha hecho con un buen criterio musical. Cuando era pequeña no me gustaban los pallasos, pero quizás si hubiera estado enferma y hubieran venido los Pallapupas, la cosa habría sido diferente.
La canción escogida por Love of Lesbian es una de mis favoritas, Un día en el parque:

viernes, 22 de octubre de 2010

Secundarios de lujo


Aquellos a la sombra del papel principal pero imprescindibles en la trama. Suponemos que por ahi va la cosa, cuando Carlos Cuevas ha llamado a su proyecto en solitario Segunda Vedette. Él ha estado a la sombra de grandes (y grandes de verdad) nombres como Fernando Alfaro y Joaquín Pascual, en Surfin' Bichos, Mercromina y Travolta, donde ejerció de batería. Ahora se desmarca con un Ep de siete canciones que huele a los Mercromina más experimentales y atmosféricos, a los más negativos también, y a los más íntimos. No todo el monte era Pascual o todo lo bueno se pega. Los amigos están para usarlos, y por el ep pasaron Joaquín, Ana Galletero (también en Travolta) y Paco Loco, entre otros.

Como ejemplo, Todo lo hago carbón



Segunda Vedette sale a la primera fila para ser una de las estrellas de Moonpalace Records. Y sonó en el último programa de el sonido de las montañas al revés, que podéis descargar aquí.

miércoles, 20 de octubre de 2010

Sorteo Missatges de l'Aigua

Aquí va el primer sorteo del blog, el de Missatges de l'Aigua, disco de debut de Samitier:


video

El ganador es... ¡Raúl!

Gracias a todos por participar. Esta temporada habrá sorteos de manera periódica, así que os invitamos a probar suerte de nuevo. Gracias también a Samitier.

Si tens una llista negra

Jo voldria ser-hi. No lo puedo evitar, ahora cuando uso la palabra "lista" tengo un coro mental que me dice la lliistaaa, la lliiistaaa. Doy las gracias a La Brigada por ello.

Mi caso no llega al extremo de hacer listas de todo, aunque algunas sí. Serían más bien inventarios, porque lo que no me gusta es hacer un ranking con puntuaciones, me parece injusto y soberbio. 6 songs no son las seis mejores sobre un tema, no se pelean por ser la número uno. Esta semana tocan canciones para un desayuno de domingo, dos cosas que me encantan: los desayunos y los domingos. ¿No estaría bien quedar para desayunar en lugar de para cenar en las citas amorosas? Así tendríamos todo el día y estaríamos más despiertos para hacer el amor.


Si os leéis el artículo con el que esta semana colaboro con Dumbo veréis mi asociación domingo - infancia - cocina - Móstoles - papa - tostadas con aceite - Nino Bravo. En casa nos gusta mucho Nino Bravo. Es una afirmación que genera debate en mi círculo. Pero es que a mi me encanta, esa voz potente, esas canciones de arreglos grandilocuentes, ese porte estilo Carmelo Gómez, los trajes que vestía. La historia trágica de cantante de éxito que muere en accidente en la cima de su trayectoria. Lo único malo de Nino Bravo son las, en su mayoría, horribles versiones que se han hecho de sus canciones. ¡La gente se cree con unos derechos, como si por ser populares no merecieran un respeto!

lunes, 18 de octubre de 2010

Yo también odio el hilo musical

El de tiendas, bares y transportes. Ese supuestamente cool en los aviones de Vueling (dice el autor de la novela motivo de esta entrada que se comenzó a gestar en un vuelo con violentas turbulencias e hilo musical a tope). El de Port Aventura la única, fea, vez que fui. En cierta manera, yo trabajo con un hilo musical de fondo, y puedo asegurar y aseguro que no es muy sano.

Ayer me leí Hilo Musical (Alpha Decay, colección Héroes Modernos), la primera novela de Miqui Otero. Fui a ciegas sabiendo sus antecedentes como periodista en el diario ADN, como dj y organizador de fiestas y conciertos o como uno de los creadores del sello Doble Vida Discos. El resumen sería: pues a mi me ha gustado mucho.

Hilo Musical es de esas historias que me gustan: tiene chico conoce a chica, chico algo perdedor pero tierno, un buen ritmo de narración y un montón de referencias a las que agarrarme, por generación, por gustos musicales y estéticos, etc.

El chico es Tristán, tiene 23 años y una vida que no sabe hacia donde llevar. Ella es Alma, aparece en un extraño parque de ocio que se convierte en otro protagonista de la historia, Villa Verano. Villa Verano sería una mezcla entre Marina D'Or y Port Aventura, un sitio de cartón piedra en todos los sentidos creado a base de especulación urbanística salvaje, donde los trabajadores van vestidos de animales. Sí, terrorífico.

Así, Hilo Musical es un poco de muchas cosas. Novela iniciática, retrato de una generación de jóvenes desencantados, hijos de inmigrantes en barrios periféricos de Barcelona (aunque sin la sordidez de otras novelas, tampoco es el fin aquí); denuncia del abuso de poder del empresario sobre los trabajadores y del trabajo precario reinante hoy día; crítica a ese hilo musical que estamos obligados a tragar, como metáfora de la opresión del jefe, del sistema o directamente de la música reinante que nos quiere atontar; recuerdo nostálgico de los grupos de los sesenta y de los que creyeron en aquel movimiento (de hecho, entre los agradecimientos hay uno explícito a ellos, así como otro a los grupos actuales de Barcelona).

Todo esto, con una literatura de lectura rápida pero sabrosa, una trama y un ritmo que nunca divagan. Aunque rica en detalles, nada pesada, visual. Fresca y pop, que es el calificativo fácil pero certero, con todas esas llamadas a cosas, momentos, que cualquiera puede reconocer, al menos lectores entre 25 y 40 años. Cercana. Y eso que me parecía arriesgado lo de situarla en esa metáfora de Villa Verano, pero sale airoso del asunto y del inicio descolocante que casi me hizo dudar de mi elección (los inicios son apuestas y esta juega y gana).

Una historia romántica, en el sentido amplio: de creer en el poder del amor, de las personas y de las utopías. Un poco como el mismo autor, que milita en el lado romántico de hacer pequeñas cosas en las que cree por el placer de hacerlas y compartirlas. Pódeis seguirle más de cerca en el blog creado para la ocasión. Hasta tiene un par de trailers de avance del libro como si de una peli se tratara. Este es mi favorito, de Luis Carrizo:

viernes, 15 de octubre de 2010

El Helio mola

No he ido al Heliogàbal tantas veces como me hubiera gustado. Es que yo me sacaría un bono si existiera la posibilidad. Creo que hay quorum sobre el Helio: recibió un premio Altaveu por su intensa programación de conciertos en la pasada edición del festival (a pesar de no tener licencia para ello) y es un escenario de prestigio por el que una banda, al menos catalana, debe pasar.

¡La verdad es que dudo que os tenga que dar muchas más explicaciones sobre el tema, conocedores como os imagino de ello! Añadiré que las cervezas están siempre bien frías y eso bien merece una entrada. Ayer estuve viendo el documental sobre el Helio, que coincide con los 15 años que celebra este año, y que han realizado desde el programa de TVC Sputnik.

El doc lo podéis ver en el blog del Sputnik. No tiene desperdicio. Me han entrado aún más ganas de mudarme a Gràcia y de ir, hoy mismo, al Helio. En el documental, además de varios grupos como El Petit de Cal Eril, Me and the bees, Mishima o Manel, aperece claro Artur Estrada en calidad de cocinero y programador, o Dani Cantó, El chico de la leche, al que seguro habéis visto como fotógrafo en un montón de conciertos.

Esta noche, celebran los 15 con una fiesta en el Espai Jove la Fontana, con Nisei, Gora Japon y CebosEnrique. Con la entrada además regalan un dvd con una selección de directos de los últimos 5 años.

jueves, 14 de octubre de 2010

Santillana, pequeñas cosas bien dispuestas

Antonio se toma las cosas con paciencia y cariño. Desde cocinar un buen pollo al horno hasta componer una canción. Antonio es orden y es detalle. Antonio es desde hace muchos años un referente para mi, alguien con criterio y crítico. Gracias a él escuché por primera vez a un montón de grupos y juntos descubrimos a otros (aquella primera maqueta de Tachenko que pusimos en el que fue nuestro programa de radio).

Hace ya mucho un día me contó que rumiaba un proyecto nuevo. Era algo que sabíamos bien pocos. Se había vendido su equipo para comprarse sólo una nueva guitarra, como quien quema sus pertenencias para renacer de las cenizas. Santillana sería tranquilo, pequeño y recogido. Un poco como él mismo.

Antes de ser Santillana, había sido el alma mater de otros grupos. Los últimos, Evergreen (Evergreen 4 al principio), con el que, según ellos mismos, hacían opencore; y LifeOnMars?, donde compartía liderazgo con Ramsés y sus maquinitas, cercano por tanto a lo que fue la indietrónica o a sonidos tipo Múm o Sigur Ros, y donde volvía a cantar. Habían brillado en el circuito maquetero de la comarca y por supuesto en Gavà, entre la poca variedad estilística que se gasta la ciudad. Antes, en los noventa, Pinball y su reconversión, Mi Verano, dieron salida a sus inquietudes musicales, sonando incluso en Radio 3 (y creando la gran anécdota de cuando Ordovás llamó a su casa y les comparó con los primeros Los Planetas). Yo guardo el ep de Mi Verano como un gran tesoro.

Creo que Antonio merecería un lugar, pequeño e íntimo como él, en el indie nacional. Y creo que si no lo ha conseguido no ha sido por falta de talento, sino quizás de ambición, de suerte, del momento preciso. De exceso de sinceridad, tal vez, y de modestia. Si llega el día en que tenga un vinilo suyo en mis manos, sentiré un inmenso orgullo de amiga.

Ya es una bonita coincidencia que el tema que nos ofrezca sea Riso Amaro, cocinero y gourmet como es. Yo me he quedado con ganas de más y de ver el emplatado final.

** Santillana también sale en el programa de ayer de el sonido de las montañas al revés, que podéis descargar aquí. Recordad que sigue abierto el sorteo para conseguir el disco de Samitier y que en el programa de ayer os decimos porqué nos gusta tanto, además de hablar con Adrià González, líder del grupo.

martes, 12 de octubre de 2010

La jugada más bonita de la temporada


Es agradable encontrarse con un disco de pop en catalán que no suena folk, ni costumbrista, ni amateur. Aunque estaría bien dejar de lado el idioma cuando no es lo más importante aquí (ni en los grupos que hacen buenas canciones). Samitier están estrenando uno de los discos más interesantes del año, Missatges de l'Aigua, un trabajo delicioso. Me encantan las letras construidas a base de imágenes que dejan una interpretación abierta y que invitan a escucharlas una y otra vez; el que parece un ejercicio de introspección interesante, maduro. Todo envuelto en un pop luminoso, alegre, juguetón, perfectamente cuidado, unas melodías que enganchan a la primera. Missatges de l'Aigua recoge lo apuntado en su ep Porter-Davanter, que sigue siendo una de mis canciones favoritas. Contra les cordes se convierte en la canción de superación perfecta, y podríamos seguir sumando.
Tras Samitier está Adrià González (también en L'Ana és un koala), aliado con Pere Duran, Raül Z. Méndez y Xavier Martín. Escuchando los resultados, parece que escogió bien a sus compañeros de aventura.
Si queréis saber más de Samitier, mañana serán protagonistas del programa. Y si queréis tener Missatges de l'Aigua en vuestra discoteca, sólo tenéis que dejar un comentario en esta entrada (¡añadid vuestro email!). Tenéis una semana para participar en el sorteo del disco, que podemos regalar gracias a Adrià. ¡Suerte!

lunes, 11 de octubre de 2010

El guapo de La Costa Brava


En este puente del Pilar podía actualizar el blog con una entrada sobre dos mitos de mi infancia: los caramelos adoquines, imposibles de comer sin sufrir indigestión, con su virgen y su chiste en el envoltorio, o la figurita - banco con dos mañicos sentados, uno de ellos manco, que mi madre tenía en el mueble y yo escondía (era muy feo, aquello).

He optado por un aragonés que aún no había salido en el blog, por Da, que es Dani Garuz. El que nos hizo extrañarnos con aquella canción La música, las drogas, el láser, las minifaldas, incluída en el primer disco de La Costa Brava, con los que estuvo como guitarrista en gran parte de su recorrido, y según Fran Fernández, el guapo del grupo. Antes, fue uno de los Muy Poca Gente, Pulmón y Smutmen. Un clásico de la escena aragonesa, que se desmarcó con un par de discos en solitario. El primero, muy destacable, y el segundo, olvidado más allá de un par de canciones. De la publicación de este último, Pulse y Espere, hace ya tres años. El primero vio la luz cuando La Costa Brava aún estaban en el sello Mushroom Pillow y este apostaba por nombres pequeños de calidad contrastada (veamos también aquí a Tarik).


Dormidos en el zoo
(2005) tenía joyas divertidas y surrealistas como Tigres Vegetarianos, muy costabravistas como A tomar el sol, lúdicas aunque con poso triste como Todo Puede Ser y Velocidad Absurda, que coforman un gran inicio de disco junto con Para Siempre, una melancólica canción de desamor y desencanto. Dani Garuz se desmarcón con un disco especial, como su forma de cantar, con gemas pop, algunas con sintetizadores juguetones. Algo generacional, sobre desamor y como sobreponerse a algo que no es tan dramático al final (en Como tú quieras dice yo abro la puerta, tú te vas, no pasa nada, nadie se va a suicidar. Si crees que vas a arreglar algo, hazlo ya, tú eres lo primero, hoy vamos a arreglar algo con el dolor de dejar algo atrás); sobre noches y preguntas existenciales, incluso con una versión de The Smiths, Mi chica está en coma.



Un buen disco para recuperar en esta festividad maña.

sábado, 9 de octubre de 2010

Com abans (però millor)

He vuelto a Badalona tras años de ausencia. En la esquina de la Calle Del Mar sigue el mítico frankfurt de los bikinis fritos, vamos a coger olor a morcilla pero no seremos las únicas con este aroma en el concierto de Mishima: llegamos justo cuando ellos dan el último bocado. Un apunte que da una idea de como de humilde y terrenal puede ser un gran grupo, el mejor de Catalunya de pop en catalán en la actualidad (y el mejor para mi así en general, con permiso de Standstill y algún otro). Comenzamos con ellos en el frankfurt y acabamos con ellos vendiendo discos y camisetas, firmando y repartiendo sonrisas. La misma humildad y sencillez digna de admiración que también lucen en el escenario.

No es la primera vez que alguien me dice haberse sorprendido, para bien, tras su primer directo de Mishima. El comentario sería me los esperaba menos cañeros. Pero sus conciertos son una descarga de adrenalina, una máquina perfectamente sincronizada. Aumentan la potencia con referencia al disco, aunque de una forma totalmente milimetrada que sólo engrandece la canción, no la ensucia. Juegan a crear imágenes en las que es imposible no caer.

Tras ver a la nueva formación ya cinco veces, me reitero en que han sido un revulsivo increíble las nuevas incorporaciones. Parece que siempre estuvieron ahí, y aunque nunca me parecieron necesitados de él, algo se nota, una alegría nueva. Es hermoso en Mishima ver como disfrutan en directo, por mucho que hayan tocado ya; como siguen agradeciendo los aplausos, los gestos; como firman sus discos con cariño.

Habré visto a Mishima una docena de veces, conciertos de la misma gira a menudo, y cada vez me parece que las canciones suenan diferente. Diferentes en comparación con el disco, con un traje nuevo más lujoso, y diferentes de un directo a otro. Hoy se lo he dicho a Dani Vega, a quien me encanta ver tocar tan bien la guitarra mientras se revuelve en la silla sobre la que empieza las actuaciones. Es un gustazo disfrutar de músicos tan buenos, una delicia seguir los ritmos que marca con perfección Alfons Serra o el magnífico inicio de Vine con solo de bajo de Xavi Caparrós.
Ayer hablábamos Adrià González de Samitier y yo sobre eso: la profesionalidad que valoramos en los grupos y que sería deseable que se extendiera entre el panorama catalán (y español). No es casual que los dos coincidiéramos en señalar a Mishima como claro ejemplo.

Un pequeño fragmento del concierto en el Teatre Principal de Badalona, que no hace justicia a como fue (perdón por dejar fuera de plano a Xavi, me era imposible cogerle desde nuestras localidades)




*Si queréis recuperar la crónica de la presentación en Apolo de Ordre i Aventura, id aquí

jueves, 7 de octubre de 2010

Ser ye-yé hoy


Todo comenzó con un teclista de polo amarillo y patillas, que me hizo tirar del hilo. Una cosa llevó a la otra hasta que un día pasé por la Fnac y me compré el disco de debut de Los Retrovisores, La nostalgia ya no es lo que era (Flor y Nata Records). No pude resistirme tras escuchar la fascinante combinación de melodías sesentas con letras actuales, bien irónicas, que tanto critican a los modernos como te hablan de atascos en la ronda. Estaba claro que así sería viendo que ellos definen su música como neo ye-yé, freak pop e iberic soul Todo fue rápido como en las canciones pop. Su historia parece que se extiende más en el tiempo, que son unos viejos conocidos en el ambiente retro de Barcelona. Vivir en el área metropolitana y no enterarse de ciertas cosas es todo uno. Pero el error ya está subsanado. Os recomiendo La nostalgia ya no es lo que era, aunque con reservas: sólo a aquellos que como yo se rinden a este tipo de sonido y estética, porque se ciñen a él fielmente.



Mis favoritas son No más martes y Dieciséis. Aunque Pijos del pop es desde luego la más punyent e irónica, un hit instantáneo:



Los Retrovisores actúan esta noche en la sala Underground. Ayer sonaron también en el programa, que podéis descargar aquí (¡gracias!)

miércoles, 6 de octubre de 2010

Els seixanta en català i el senyor de les ulleres


Un señor de voz espectacular y dicción perfecta viene esta tarde a la Biblioteca Josep Soler Vidal de Gavà. Un señor de gafas enormes impecablemente vestido con una envidiable colección de discos. Òscar Dalmau viene a presentar el recopilatorio Pop A La Catalana. Jazz, Bossa and Groovy Sounds (1963 - 1971), editado por Vadim Music en cd y vinilo. Porque quizás no todos sabéis que, además de ser el presentador de El Gran Dictat, uno de los artífices de La Competència de Rac1, Òscar Dalmau también es un melómano que ejerce de coleccionista y dj como Phil Musical.



Hace unos meses compartió sus conocimientos de pop catalán de los sesenta en un número especial de la revista Enderrock, justo antes de la salida de este disco. Debo agradecer a la publicación y a Òscar el abrirme las puertas a una música que no conocía. De hecho, esa era una de las intenciones, puesto que aquellas canciones de los sesenta y primeros setenta quedaron eclipsadas en gran parte por el movimiento posterior y en ocasiones coetáneo de la Nova Cançó, considerada como la música culta y buena.

Le preguntaremos su opinión sobre porqué ahora ha surgido este movimiento de reivindicación y recuperación, acompañado de grupos que revisan aquellas canciones o crean otras mirándose en su espejo (Angelina i Els Moderns o mis queridos Els Trons).

En mi casa, música catalana no sonaba y aunque mi familia era bastante yeyé mi único contacto con el pasado era totalmente en castellano. Así que he descubierto grandes joyas como esta de Eurogrup, uno de mis preferidos:



* Òscar Dalmau estará esta tarde en la Biblioteca Josep Soler Vidal; plaza de Jaume Balmes, junto al Ayuntamiento. Podéis venir en tren o autobús. A partir de las 19h.

martes, 5 de octubre de 2010

domingo, 3 de octubre de 2010

Mi debilidad



No hay objetividad posible. Estoy tan influida por la persona que el músico se me antoja enorme. Víctor Partido es alguien muy especial para mi, así que su música también lo es. Pero estoy segura de que si no lo conociera, pensaría igual. Aunque fuera sólo por su maravillosa voz, que me estremece siempre en Feel All Down. Hace unas horas tocaba en Sidecar, sólo diré una cosa negativa: en su banda se echa de menos a Marcel Cavallé, el que fuera su bajista y compañero de aventura.

Vic, a tu lado siempre. Más allá de las cosas feas que se empeñan en molestar. Añoro nuestras conversaciones de mediodía.
*Ya está disponible Lost Sessions 1999 - 2003, el primer LP de Partido.

sábado, 2 de octubre de 2010

El fenómeno Raemon

The New Raemon ya llegó hace un tiempo a la categoría de fenómeno. Tiene un público amplio, variado, creciente y fiel. Intuyo que sus discos se venden bien, hay personas vestiendo camisetas con su cara. El hombre toca y toca (me pregunto si no se cansa) y nosotros vamos y vamos. Llena páginas incluso en los medios generalistas, gracias en gran parte a Nando Cruz y El Periódico, artículos en los que se ve la simpatía del periodista por él (pero mola mucho).

¿Cuál es el secreto de su éxito? Sería que estábamos sedientos de canciones hermosas, dramáticas y coreables. De una voz envidiable que no es habitual en los grupos indies. Será que parece un tipo corriente, simpático. Será que coge cualquien canción, la versiona y siempre le sale bien la jugada. Será que se ríe de él mismo, que le da importancia al directo. Sea como sea, los hombres quieren ser su amigo o parecerse un poco a él; las mujeres querrían consolarle en las canciones tristes.


Raemon protagonizaba ayer un nuevo concierto En Persona. El ciclo en sí no me parece gran cosa, porque sigo pensando que vamos a un concierto a lo que vamos: a ver y escuchar música. Ayer tuvo su gracia porque Ramon Rodríguez es un tipo simpático que da juego, aunque eso ya lo suele hacer siempre en sus conciertos. Esta vez el turno de preguntas quedó mejor integrado en el show y no se hizo tan pesado. Ramon contestó a cosas como "¿dónde están las Charades" "en Madrid fumando porros", dijo; "¿dónde está el chino del oso panda?" y otras más serias tipo "¿cómo será el próximo disco?"

El concierto fue un repaso de grandes éxitos, una fiesta de entrada. Tras el set inicial salió Lluís Gavaldà para colaborar en Aquest cony de temps, la versión incluida en Epés Reunidos. Los siguientes invitados, Manos de Topo, hicieron su revisión de Sucedáneos introduciéndola con un "vamos a destrozar una canción de The New Raemon, pero la vamos a destrozar muy bien". Ramon se quedó con ellos para dar la réplica, dándoles "el toque Julio Iglesias" a Pollo Frito y No Doy la Talla.
Finalmente, salieron acompañados de una gran aclamación Maga. Con ellos Ramon hizo la mejor colaboración de la noche en La Dimensión Desconocida by Maga, con él a coros, guitarra y pandereta, y en Silencio by Ramon, sobrecogedora. Duelo de grandes voces que además cantan muy bien. Ramon también se atrevió con la bonita Astrolabios.

El concierto se hizo muy corto, estuvieron bien integradas charlas y colaboraciones, fue divertido y las canciones sonaron muy bien, como siempre pasa en los concierto de The New Raemon.

Creo que estoy en el centro del fenómeno Raemon, porque en el último año debo haberle visto una decena de veces y aún no me he cansado.






viernes, 1 de octubre de 2010

Porque mañana es fin de semana

Afilad los cuchillos porque voy a decir algo que para algunos es digno de muerte: me caen bien Estopa. Y me gustan algunas canciones (creo que esto ya lo publiqué una vez). Son conciudadanos (bueno, lo eran, porque se mudaron como nuestro ex alcalde dando un mal ejemplo al resto de Catalunya) y me parecen buena gente, aunque mi único contacto con ellos haya sido cogerle el teléfono al hermano Muñoz mayor una vez.

Bien. Es que los viernes me suele venir a la cabeza el trozo ese de Porque mañana es fin de semana con ese acento calorro total que a veces ponen (esta sería una de las canciones que no me gustan).

Este fin de semana se presenta bien. Hay un montón de conciertos y yo espero ir a tres; el domingo me contengo a causa de su nombramiento como Día del Señor. Esta entrada tiene como fin la opción de cotillear en mi agenda, en su versión papel made in Dumbo.

*foto de Alba Lajarín

La agenda dice que esta noche voy a ver a The New Raemon al Apolo, en la que es una nueva entrega del ciclo En Persona. Estará acompañado de Manos de Topo, Maga y Lluís Gavaldà de Els Pets. Tocarán y charlarán y con suerte contarán algún chiste.

Espero que no hayáis guardado los cuchillos porque voy a decir que a mi hay canciones de Els Pets que me parecen buenas. No las de su primera época. Pero sí que algunas de los últimos me parecen no sólo dignas, sino buenas. Yo tenía cintas grabadas con algunos de sus discos. Y no me parecen tan lejos, en letras especialmente, del indie pop en catalán de ahora. Los singles de su último disco, Fràgil, me gustan mucho y me suenan bastante diferentes a lo que la gente asocia al sonido pets. Lo que pasa es que el peso del rock català es de muchos kilos. Esta es la canción que versiona Raemon (sí, mola más como él la hace, pero no está mal).




Aquí un artículo de Nando Cruz sobre Ramón Rodríguez que me ha encantado.



En la agenda también está el concierto de McEnroe y de Partido en Sidecar. Cuando salió su disco Tú nunca morirás ya lo comenté y esta será la primera vez que los vea en directo. Partido es una de mis debilidades, también os he hablado de él, digo públicamente aquí que le quiero mucho pero no por eso digo que sea bueno, sino porque lo es de verdad. Hace muy poco que salió por fin el vinilo con sus primeras canciones, y lo traerá mañana a Sidecar. Además, hoy toca de telonero de Damien Jurado en la sala Becool, con quien se toca por los vértices.


*foto de Rebecca Escabrós

Doble cita el sábado porque de madrugada en el Popbar estará Jonston. Aunque me parecen un gran error los conciertos de madrugada, máxime en el Razz, Jonston bien merece un esfuerzo. Su segundo disco es una maravilla y en directo no defrauda nada de nada. Mirad aquí qué bonico para el vídeo de promo que hizo para el pasado FIB (¡tras esa careta tan horrible!)



Y para bajaros el último programa, aquí mismo.