jueves, 3 de noviembre de 2011

COMER, BEBER, AMAR: panellets




Después de muchos años sin hacer panellets en casa, este año me dedicí a probar. El motivo que me había mantenido alejada de estos deliciosos dulces catalanes es un dogma innegable: la mayoría de panellets caseros no se parecen a los de pastelería. El porqué hay que buscarlo en la patata. Yo he dicho NO a poner un tubérculo que se guisa y fríe en un dulce refinado como los panellets. Y queda mal que yo lo diga, pero me han salido unos dulces estupendos.

Ha sido posible gracias a la receta que Ana Casanova del blog Lovefood compartió en el número de otoño de la fantástica revista WholeKitchen, creada por el blog del mismo nombre con colaboraciones de otras bloggers igual de fantásticas. Pasad a mirar...

Lovefood es mi blog de cocina de referencia por varios motivos: Ana y yo parecemos tener gustos culinarios similares, elabora recetas ricas, sanas y resultonas pero no necesariamente para muy expertos, las fotos de sus platos son preciosas, me gusta su estilo narrativo y tiene una sección de postres y repostería totalmente maravillosa. No es ningún secreto que todas las magdalenas que hago son receta suya, a veces con alguna modificación.

Gracias a Ana por demostrar que un panellet sin patata es posible de hacer en casa, de manera super fácil y con un resultado fantástico.

2 comentarios:

Ana Casanova dijo...

hola! acabo de descubrir tú entrada con los panellets! (viva google!). Cuánto me alegra que te gustaran y muchas gracias por tus palabras, me he emocionado jo! ;)

Un beso!
ana

e. dijo...

Gracias a ti Ana!